To top
8 Mar

Belkyra, el activo que disuelve la papada

papada

La papada o doble mentón es un problema que afecta a muchas mujeres, algunas de las cuales ni siquiera tienen sobrepeso pero sí que querrían eliminar la grasa que se acumula en la parte inferior de la barbilla, ya que afea bastante el aspecto de nuestro rostro.

Existen opciones de cirugía estética, pero también un tratamiento innovador y que llega a España en abril de la mano de la Dra. Rosso. Ella nos adelanta todos los detalles sobre Belkyra, el inyectable de última generación que va a revolucionar los tratamientos estéticos de papada.

kybella-before-after-1

Recién aprobado por la FDA – el organismo americano que certifica no sólo la seguridad, sino también la eficacia de los productos con su sello – Belkyra deshace la grasa submentoniana sin comprometer la flacidez de los tejidos, redefiniendo la línea mandibular.

Es la solución no invasiva y definitiva para la papada, mejorando todo el contorno de mandíbula y cuello, y lleva dos años de estudios clínicos en Canadá y en Estados Unidos.

Belkyra llega ahora a España con la Dra. Rosso como pionera en su aplicación. “Los resultados en papada son muy buenos, pues es tan importante y real el efecto de la rotura de los adipocitos como la retracción de la piel, que es fantástica”. 

Hasta ahora, para corregir el problema del doble mentón o la papada había que recurrir a la liposucción, y los resultados –a no ser que la piel gozara de una textura, densidad y textura envidiables- no siempre eran los esperados.

kybella-before-after-4-1

Los médico estéticos llevaban años esperando la autorización y comercialización de este producto. Y no es de extrañar. Según datos de la American Society for Dermatologic Surgery, el pasado año, la papada o el doble mentón eran el motivo principal de preocupación para el 67% de sus pacientes. Un porcentaje similar al de los preocupados por líneas y arrugas.

Por fin llega a España Belkyra, un inyectable  especialmente indicado para la grasa submentoniana y el único aprobado por la FDA para el uso no-quirúrgico de reducción del doble mentón. “Es un tratamiento que asegura tanto la desaparición de la grasa como que no haya flacidez posterior, todo sin baja, sin marcas, y sin apenas molestias. Es idóneo para mujeres y también para hombres, que agradecen mucho que desaparezca la papada que se les marca especialmente cuando llevan corbata y la camisa les aprieta esa área. Además, al eliminar esa doble barbilla, se marca más y se define mejor el tercio inferior, lo cual da un aspecto muy masculino”, explica la Dra. Rosso.

Además de disolver la grasa, retrae y redefine la línea mandibular, por lo que los resultados marcan un antes y un después en el tratamiento de esta zona del rostro.

El activo come-grasa

Belkyra es una versión sintética del ácido deoxicólico formulada de forma específica para el área de la papada: este activo logra romper y destruir la membrana celular de la grasa, por lo que, una vez destruida no vuelve a formarse. Esto permite eliminar los adipocitos de forma permanente.

Protocolo:

  • La semana previa al tratamiento no conviene beber alcohol o tomar medicamentos antiinflamatorios.
  • Una vez en la consulta, se aplica una crema anestésica local y se procede a dibujar las zonas que van a ser tratadas en forma de malla o rejilla.
  • El producto se reparte por la zona a tratar a través de microinyecciones.
  • La sesión tiene una duración máxima de 30 minutos.

Efectos secundarios:

El más común es la hinchazón de la zona tratada. “Durante dos o tres días la papada parece aproximadamente un 15% más hinchada”, explica la Dra. Rosso, “pero esa hinchazón no sólo no es mala, sino que es bienvenida, porque es la responsable de esa retracción cutánea”. Puede durar hasta 72 horas e ir acompañado de hematomas o enrojecimiento. Solo en algunos casos hay adormecimiento de la zona y una ligera pérdida de sensibilidad que desaparecería progresivamente.

Sesiones:

Se necesitan entre dos y cuatro sesiones, y hay que espaciarlas un mínimo de un mes.

Resultados:

Los resultados definitivos se comienzan a apreciar pasadas un par de semanas. Son espectaculares en personas que habiendo intentado reducir grasa a través de la dieta o el ejercicio no han conseguido quitarse la papada. Debido a la forma de infiltración, no hay riesgo de flacidez y los tejidos se vuelven a reposicionar de forma natural marcando muy bien la línea de mandíbula.

@Beautyplus_es

Si te ha gustado este artículo. ¡¡¡Compártelo!!!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No Comments

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
mautic is open source marketing automation