To top
1 Nov

La terapia curativa “cupping”

portada

La ventosaterapia o cupping, una técnica de curación ancestral puesta de moda por Michael Phelps, Madonna, Victoria Veckham o Gwyneth Paltrow. Sin ir más lejos, en los Juegos Olímpicos de Río de este año, atletas renombrados como el campeón olímpico Michael Phelps aparecía con unos extraños moratones circulares en la espalda debido a la terapia comúnmente conocida como “cupping”. Y es que no solo las celebrities han sucumbido a esta terapia curativa y tendencia wellnes que además de tener importantes beneficios físicos, relajar los músculos y mejorar el flujo sanguíneo… combate de manera eficaz la celulitis y el envejecimiento de la piel.

cupping-natacion

El cupping no es nuevo. Se remonta al Antiguo Egipto y ya se hicieron eco de ella figuras como Galeno o Hipócrates. Lo que si ha cambiado –a mejor- es el entorno, la técnica, la comodidad del paciente y los beneficios añadidos que se han encontrado frente al mero hecho de eliminar toxinas y aliviar dolores musculares.

¿Qué es realmente el cupping?

En la actualidad, el cupping –también llamado ventosaterapia o vacuoterapia- es un masaje que se realiza con ventosas a las que se les extrae el aire para hacer succión sobre la piel tras calentarlas previamente. Son varias las clínicas de belleza y fisioterapia que incluyen en sus cartas de tratamientos este sistema succión de la piel a través de ventosas (que se aplica de forma manual o con pistola) o ‘tazas chinas calientes’ (inspiradas en el método antiguo), que tienen una succión mucho más fuerte, gracias a que son calentadas previamente a alta temperatura. Así, por tanto, en la Clínica Slow Life House prefieren conseguirlo mediante una pistola de vacío, evitando así el fuego.

cupping

¿Con qué se realiza el cupping?

Los vasos de cristal son los recipientes más utilizados, pero también se emplean recipientes de bambú, cerámica o arcilla, de plástico con bomba de aspiración, con pera de goma, magnéticas, neumáticas y hasta computarizadas. El calentamiento, por lo general, se logra quemando un algodón dentro de ellos.

¿Cómo funciona el cupping?

El funcionamiento es sencillo. La aplicación de la ventosa atrae a la sangre, favoreciendo la circulación a través de los canales energéticos del cuerpo, eliminando toxinas, activando el sistema venoso y linfático, tonificando la piel y estimulando el sistema digestivo. La ventosaterapia tiene diferentes formas de aplicación: pueden dejarse fijas, se pueden mover a lo largo de la espalda, girarlas, sacudirlas o quitarlas y ponerlas rápidamente son diversos los métodos que recoge la vacuoterapia.

cupping2

¿Dónde se aplica el cupping?

La zona de trabajo más habitual es la espalda, aunque también se aplican en las zonas más castigadas por la celulitis o la retención de líquidos en caso de buscar un efecto más estético que “healthy”.

cupping-3

Sus beneficios probados:

  • Los deportistas de elite recurren al cupping para mejorar el flujo sanguíneo y relajar la musculatura.
  • Tiene efecto analgésico para calmar determinadas lesiones o contracturas. – Estimula el metabolismo del organismo.
  • Activa la circulación de la sangre.
  • Su efecto drenante reduce los edemas y la retención de líquidos. – Incrementa las defensas. – Regula el sistema nervioso. – Reduce el estrés. – Elimina el exceso de grasa y combate la celulitis. – Ayuda a combatir el insomnio. – Previene el estreñimiento.

La ventosaterapia funciona especialmente bien para tratar puntos de dolor muy congestionados”. Su fin es terapéutico y ha conseguido simplificar la parafernalia que conlleva quemar los algodones con unos vasos de plástico especiales de los que se saca el aire con una pistola de vacío. La destrucción de la grasa también es evidente cuando se deslizan los vasos de forma más superficial a lo largo de las zonas que requieran ser tratadas. Los efectos secundarios no se pueden negar. “En el caso de su uso terapéutico las marcas duran sobre la piel un mínimo de cinco días. En el caso de tratamientos estéticos se pueden mantener durante tres días”.

El cupping –Sin fuego- de Slow Life House

Fernando Tejero es uno de los mejores especialistas en fisioterapia y osteopatía de nuestro país y su extraordinario conocimiento de las técnicas orientales como la acupuntura o la ventosaterapia le permite conseguir resultados extraordinarios en cada sesión. Como él mismo explica, “la ventosaterapia funciona especialmente bien para tratar puntos de dolor muy congestionados”. Su fin es terapéutico y ha conseguido simplificar la parafernalia que conlleva quemar los algodones con unos vasos de plástico especiales de los que se saca el aire con una pistola de vacío. La destrucción de la grasa también es evidente cuando se deslizan los vasos de forma más superficial a lo largo de las zonas que requieran ser tratadas.
Los efectos secundarios no se pueden negar. “En el caso de su uso terapéutico las marcas duran sobre la piel un mínimo de cinco días. En el caso de tratamientos estéticos se pueden mantener durante tres días”, explica.
-Precio: 65 euros por sesión.
-Cada sesión tiene una duración aproximada de 45 minutos.
Si te ha gustado este artículo. ¡¡¡Compártelo!!!
Share on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
No Comments

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
mautic is open source marketing automation